Cocinas con aire nórdico, ¿por qué nunca pasan de moda?

Es una tendencia con raíces que van unos años atrás, pero son muchos los amantes del aire nórdico en lo que a cocinas se refiere. La premisa principal de las cocinas de este tipo de cocinas es la de combinar elementos de carácter más antiguos con otros más modernos o de tendencia más actual.

¿Cuáles son los elementos principales de una cocina nórdica?

Aunque se suele sintetizar en que la luz y el color blanco son los elementos más destacados de una cocina nórdica, hay varios factores a tener en cuenta del clásico diseño escandinavo.

  • Tonos claros: La dureza del clima en el norte de Europa ha dictado que el blanco o los colores claros tengan el protagonismo en la cocina, aprovechando en el brillo la luz natural tan escasa. Se puede combinar con tonos oscuros buscando el contraste, pero los colores claros deben dominar y cubrir la zona superior de la estancia.
  • Madera: La presencia del entorno natural en la cocina se representa a la perfección a través de la madera, no solo en el suelo, donde es fundamental, también en encimeras o armarios. Aporta calidez y además, a día de hoy, las opciones cerámicas en imitación de madera nos permiten un acabado ideal sin renunciar a la calidad y poco mantenimiento de los nuevos materiales.
  • Orden y detalle: Una cocina nórdica requiere un orden máximo, cuidando la distribución y no dejando ningún elemento al azar. Han de complementarse la funcionalidad y la decoración, y son muchas las ocasiones en las que los propios accesorios se utilizan como elementos decorativos, sin necesidad de añadidos.

¿Quieres una de esas cocinas atemporales, que no dejan de impresionar? En Cocinas Rey te ayudamos a diseñar tu cocina nórdica ideal.  

Popular Posts

Related Posts