En el viaje alrededor de las cocinas del mundo de Cocinas Rey, hoy visitamos África. Un continente de más de 30 millones de kilómetros cuadrados, considerado la cuna de la humanidad. De África proceden las sucesivas especies de homínidos que dieron lugar a los seres humanos. Con abundantes ecosistemas y suelos de gran riqueza mineral, este continente destaca por la abundancia de recursos naturales y la carencia de tecnología y medios de comunicación.

En cuanto al diseño de sus hogares en un continente tan amplio es difícil dar una visión general. Puede afirmarse que la cantidad de recursos y la biodiversidad hacen de los hogares africanos una muestra de lo natural de su paisaje.

Entrar en una cocina africana es tener la sensación de que el tiempo se detiene. Allí la naturaleza nos hace vibrar y encontrar la aventura y emociones perdidas. Esta esencia se imprime en materiales y decoración. La madera al natural se mezcla con decoración estampada y su mobiliario se mueve entre lo rústico y lo exótico. Los colores vivos propios de su paisaje se unen a los reyes del hogar, los tonos tierra.

Los espacios abiertos, no solo al interior, si no también al exterior son su sello. Cocinas abiertas al salón y rodeadas de grandes ventanales que dan luz y calidez a la estancia. La herencia de su rica cultura se encuentra en su riqueza textil, propia de las casas nómadas, imprimiendo color a cada estancia. O el origen de los hogares, que formados por un solo espacio, tenían en la cocina el centro de todas las cosas. El espíritu de cada tribu puede verse en su estilo salvaje, aprovechando los recursos más cercanos como pieles, huesos o piedras.

África dota al hogar de un toque indígena y místico, lo llena de historias y aventuras que dicen mucho de sus moradores. Como las cocinas de Cocinas Rey, donde un profesional te ayudará a darle tu propio estilo a la cocina de tu hogar.