Completar la encimera con un fregadero ideal es la solución que hoy os proponemos desde Cocinas Rey. Para ello vamos a descubrir los tipos de fregaderos que existen y cuáles son los que más se adecúan a ti y tu hogar.

Según su instalación pueden ser:

  • Bajo encimera son aquellos que se fijan bajo el grosor de la superficie de trabajo y que son muy recomendados para encimeras de granito, piedra o sintéticas.
  • Encastrados, encajados en el hueco de la encimera son ideales para fregaderos de acero inoxidable, cristal, tectonite (mezcla de fibra de vidrio, resina de poliéster y componentes minerales), composite de resina y cargas minerales. Son compatibles con cualquier material de encimera.

Los fregaderos pueden ser de diversos materiales lo que influirá en sus prestaciones de resistencia al rayado y a los golpes y a la retención de más o menos cal. Según esto existen fregaderos de:

  • Acero inoxidable: una de las mejores opciones por sus características profesionales y de higiene. Además, son ideales para dar un aspecto moderno a la cocina y que combinan con todo tipo de encimeras. De fácil limpieza y resistentes al calor, los golpes y la corrosión.
  • Resina: compuestos de piedra natural tienen un tacto atractivo y gran variedad cromática. Ideales para encimeras laminadas, aportando diseño y tendencia. Tienen un mantenimiento sencillo y se trata de un material resistente.
  • Corian: es una mezcla de minerales y polímero acrílico. Son piezas únicas y completas junto a la encimera. Tienen gran resistencia y versatilidad. Además, de un gran abanico de colores para su presentación.
  • Cerámica: especialmente para cocinas clásicas, la cerámica blanca vuelve a los hogares. Su resistencia y al calor y arañazos se enfrenta a la dificultad de evitar manchas a largo plazo. Aunque su protagonismo las convierte en piezas únicas para aquellos que tienen pasión por lo rústico.

Según las formas y accesorios tenemos:

  • Fregaderos cuadrados o rectangulares: un acabado moderno y funcional.
  • Fregaderos redondos: los básico y con confort.
  • Fregadero más escurridor, esencial especialmente para las cocinas donde no hay lavavajillas.
  • Fregaderos con dos senos o seno y medio, que suelen utilizarse como escurridores. Además de tener otros accesorios para diversas tareas como aclarado de verduras, tabla para cortar que tapa uno de ellos…
  • Fregadero de cubeta amplia, en lugar de dos senos, que van de los 50 a los 70 cm. Aún más funcional gracias a su tamaño que permite la limpieza de utensilios de cocina grades. Son prácticos y no exclusivos de cocinas rústicas.

Si aún tienes dudas, en Cocinas Rey encontrarás la ayuda que necesitas para elegir el que mejor se adapta a ti. Te esperamos.