Si aún no conoces el triángulo de trabajo de la cocina en Cocinas Rey te lo explicamos. Se trata de una teoría desarrollada en una escuela de arquitectura americana a través de la cual se trata de conectar las principales áreas de trabajo de la cocina. Como la figura geométrica que las define estas son tres y se encuentran en:

  • Zona de almacenaje, donde se ubica el frigorífico y los muebles de almacenaje.
  • Zona de preparación y limpieza. Representada por el fregadero.
  • Zona de cocción, cuyo protagonista es la placa de cocina más el horno y el microondas.

El hecho de dividir las cocinas en estas tres zonas trata de optimizar el tiempo en la cocina y dar confort y funcionalidad al espacio.

Para garantizar la comodidad es necesario tener en cuenta varios factores. La distancia entre una zona y otra no puede exceder de los tres metros. Igualmente entre ellas no se debe situar ningún obstáculo para asegurar el trabajo eficiente. Además, es vital colocar piezas de mobiliario que faciliten el día a día, como las que ofrecemos en Cocinas Rey. Serán muebles ergonómicos que se acoplen y no resulten incómodos. A estos muebles debemos sumar la eficiente iluminación. Esta debe situarse en puntos estratégicos, sobre las zonas de trabajo.

Es evidente que para la confección de este triángulo es necesario conocer las medidas de la cocina y su distribución. Dependiendo de esta es mucho más fácil configurar un triángulo en una cocina en L o U, donde aprovecharás la esquina. Las cocinas en paralelo son, también, un especial espacio para crear este espacio de trabajo, siempre y cuando su ancho no supere los dos metros. Pero si tu cocina es en línea no te des por vencido, conseguirás un triángulo de trabajo gracias a una pequeña isla o situando cada zona en un lugar estratégico de la línea.

Si quieres conseguir una cocina eficiente, que te ahorre tiempo y sea confortable y funcional ven a Cocinas Rey.