Cada persona tiene sus propias necesidades y expectativas generadas en su cocina. Las mismas que marcan un estilo personal. No se trata solo del diseño, la funcionalidad y el entorno agradable aportan confort a toda la familia. Por ello gustos y preferencias dan personalidad a las cocinas.

En general se podría decir que cuatro son los estilos en los que se dividen las cocinas a partir de la personalidad de sus dueños.

  • Estilo organizado: en la perfección está el gusto. Para ellos la organización será impecable y necesitan por tanto trabajar en un entorno en el que cada cosa se encuentra en su lugar. Todo está bajo control.
  • Estilo informal: pertenecen a aquellas personas cuyo lema es “las cosas no son tan malas como parecen”. Ver el lado bueno de las cosas y sacar partido de él. Su cocina no es perfecta, pero en ella encontrarás un lugar de relajación y disfrute.
  • Estilo independiente: las normas no son su fuerte. Considera más importante la libertad que los corsés que impone la moda. Pero el buen diseño y el estilo sofisticado serán su punto fuerte.
  • Estilo espontáneo: la organización es sinónimo de aburrimiento. No pierden el tiempo en controlarlo todo, por lo que las cocinas son divertidas y sencillas. Nada de complicaciones que terminen con la naturalidad y simpleza de una cocina espontánea.

Si eres cualquiera de estos cuatro estilos encontrarás la cocina de tus sueños en Cocinas Rey. Donde todos los estilos y personalidades serán bienvenidos.