Cada día es más común que la cocina se integre con el comedor o que este lo haga en la cocina. Por ello en Cocinas Rey queremos que tomes nota de cómo incorporar ambas estancias sin perder estilo, ni funcionalidad.

Contar con una cocina en la que puedas no solo cocinar, si no reunirte con tu familia y amigos, trabajar, hacer las tareas con tus hijos o disfrutar de una tarde de juegos, ahora es posible.

Para conseguir la fusión perfecta debes tomar nota de los siguientes pasos.

  1. Piensa a lo grande. Abrir la cocina al salón, integrando el comedor, es la mejor manera de conseguir que en casas de pocos metros se aúnen los dos espacios.
  2. Dale la importancia que necesita a la funcionalidad. Abrir un espacio amplio debe aportar confort. Para realizar un trabajo más rápido y cómodo.
  3. Conviene que pienses con rapidez y efectividad, ¿por qué no compartir encimera y mesa? Amplía las funciones de ciertos espacios convirtiendo la mesa en encimera o haciendo de la isla la mejor zona de comedor. Es cuestión de ingenio.
  4. ¿Todos a una o cada uno a lo suyo? Si eres de los que prefieren un salón independiente quizás la mejor opción es diferenciar los espacios respetando su decoración. Si quieres hacer del lugar algo único, viste la estancia para la ocasión. Comparte gustos en cocina, comedor y/o salón.

Ahora que ya tienes claro por donde empezar es el momento de venir a Cocinas Rey. Nuestros profesionales te ayudarán a encajar cada una de las piezas sin olvidar la funcionalidad, el diseño y la calidad.